Cómo proteger del sol a los más pequeños de la casa

Se acerca el buen tiempo y debemos proteger del sol a los más pequeños de la casa. Los niños menores de tres años tienen una piel especialmente delicada y sensible a los rayos del sol.

 Sol dibujo

En un recién nacido, más de 10 minutos de exposición directa a los rayos del sol en las horas centrales del día, sería suficiente para que sufra daños en su piel. Los niños de menos de 6 meses no deben ser expuestos al sol. Hasta los 2 años, debe evitarse las horas centrales del día, (entre las 12 y las 17 horas) y a partir de los 2 años, evitaremos una larga exposición al sol, sobre todo en las horas más calurosas del día. El peligro no es sólo los rayos UV, sino también la elevada temperatura. El organismo del bebé tiene una capacidad reducida para eliminar el calor a través del sudor, por lo que el riesgo de sufrir un golpe de calor es más elevado.

Los sombreros, gorras y cremas solares serán nuestros mejores aliados para protegerlos. Además buscaremos sombras en los espacios abiertos y si no las hay, utilizaremos sombrillas.

 

Para proteger los ojos del sol en los primeros meses del bebé, es suficiente con ponerle una gorra y la abrir la sombrilla del cochecito. Después, es mejor ponerle unas gafas de sol con filtro para rayos UV .

La ropa debe ser confortable, suelta y ligera, mejor si es de algodón o lino y de colores claros. Lo ideal son camisetas de manga corta y pantalones tipo bermudas.

 niños jugando en el parque

Usaremos protectores solares diseñados especialmente para niños, que tengan como mínimo un factor de protección 30 y que sea resistente al agua. Debemos aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar y repetir la aplicación cada vez que el bebé se bañe, o cada 2 horas de exposición solar.

Los filtros físicos son mejores que los químicos para los bebés pequeñitos, los filtros solares químicos podrían provocarles alergias. Por esto, antes de aplicar un nuevo protector solar, haremos una prueba en un trocito de piel de la espalda del bebé para asegurarnos de que no le produce reacción alérgica. Si observamos cualquier reacción, elegiremos un protector hipoalergénico.

 

…Y ¡cuidado con los días nublados! ya que las nubes dan una falsa sensación de frescor al frenar la llegada de los rayos infrarrojos, pero los rayos ultravioletas llegan y queman la piel.

 

 


Comentarios

Cómo proteger del sol a los más pequeños de la… — 3 comentarios

  1. Me ha parecido muy interesante tu artículo pero me han surgido algunas dudas . Durante los meses de invierno que factor de protección recomiendas? nosotros vivimos en una zona costera y muchos días tenemos temperaturas primaverales casi veraniegas y otros días las temperaturas bajan de golpe. Que factor de protección me recomiendas usar?

Tus comentarios me hacen mucha ilusión, ¿me dejas uno?