Conservación de las células madre del cordón umbilical

Desde la primera vez que oí hablar sobre la conservación de las células madre del cordón umbilical, tuve claro que cuando tuviese un hijo quería conservarlo. Así que cuando me quedé embarazada me puse a recabar información sobre este tema, y contratamos con una empresa la conservación de las células madre del cordón umbilical. Nosotros conservamos la sangre del cordón y el tejido del cordón.

 

Normalmente tras el nacimiento, el cordón umbilical y la sangre que contiene son desechados. Sin embargo, hace unos años, se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene gran cantidad de células especializadas en la renovación de las células sanguíneas y que trasplantadas a pacientes cuya médula ósea esté enferma, permite obtener éxitos terapéuticos prometedores. Estas son las llamadas células madre.

 

Celulas madre mesenquimales

 

 

Qué son las células madres. Tipos y fuentes de células madre.

 

Las células madre son el origen del resto de células, tejidos y órganos del cuerpo humano. Poseen dos características importantes que las distinguen de otras células:

  •  Son células no especializadas que se renuevan de forma ilimitada.

  • Bajo ciertas condiciones fisiológicas o experimentales, se las puede inducir a convertirse en células con funciones especiales como las musculares cardíacas o pancreáticas productoras de insulina.

 

 

Existen dos tipos de Células Madre del Cordón Umbilical:

 

  • Células madre de la sangre del cordón umbilical (Hematopoyéticas– HSCs). La sangre que se encuentra dentro del cordón umbilical de un bebé, es rica en células madre sanguíneas o hematopoyéticas. Dichas células madre son las responsables de constituir las diferentes células del sistema inmune y sanguíneo, tales como glóbulos blancos, glóbulos rojos y las plaquetas.

  •  Células madre del tejido del cordón umbilical (Mesenquimales – MSCs). El tejido del cordón umbilical es una de las fuentes más ricas en el cuerpo humano de unas células conocidas como Células Madre Mesenquimales (MSCs). Las células Mesenquimales tienen el potencial y capacidad de diferenciarse en órganos y tejidos (hueso, cartílago, grasa, hígado neuronas, páncreas, músculo). Adicionalmente contienen un potencial regenerador de tejidos dañados y han probado ser útiles en combinación con otras células madre tales como las de sangre de cordón umbilical. En la actualidad existen diversas y esperanzadoras líneas de investigación abiertas en ese sentido, como por ejemplo, el tratamiento de la diabetes o de las lesiones medulares traumáticas, infartos cerebrales y enfermedades del corazón.

 

 

Además del Tejido del cordón umbilical, existen otras fuentes de células madre mesenquimales (Médula Ósea y Tejido Adiposo). Sin embargo:

 

  1.  En las células madre mesenquimales del tejido del cordón, su obtención es directa y sin riesgo frente a otras fuentes donde deberíamos someternos a tratamientos que utilizan técnicas invasivas sobre el propio paciente: liposucciones en el caso de la grasa y biopsias en el caso de la aspiración de médula ósea.

  2. Las células mesenquimales del cordón umbilical, son más inmaduras (se han dividido y dado lugar a otras células en menor medida), además han estado expuestas a mutaciones y contaminaciones externas. Por esto y por su mayor plasticidad provoca que mayor capacidad de regenerarse a sí mismas y de diferenciarse en células específicas de otros tejidos.

  3. El número de células obtenidas del tejido del cordón umbilical es muy superior al que podríamos obtener en otras fuentes. 

 

 

Elección de empresa para la conservación del cordón umbilical y procedimiento a seguir.

 

Estos son los aspectos que tuvimos en cuenta nosotros para elegir la empresa de criopreservación:

 

  • Que la empresa contratada garantizaba la continuidad de la conservación de las células en otra entidad pública o privada en el caso de su quiebra.

  • Pagar un canon único al inicio del proceso, es decir, que no tener que pagar costes periódicos durante los años de conservación.

  • Que en el contrato constase que ocurre con estas células después de los habituales 20 o 25 años de compromiso, sobretodo los costes de prolongar su conservación por mas años si la técnica lo permite en un futuro.

  • El tiempo de transporte no superase las 48 horas. En nuestro caso, Iris nació a las 9 de la noche y al día siguiente era festivo. La empresa de transporte recogió al día siguiente (festivo) por la mañana temprano.

  • El país de destino de las células, es decir el país donde se encuentra el banco del cordón. En España la legislación no permite bancos privados. El banco que elegimos nosotros se encuentra en Bélgica.

  • Laboratorio y banco de destino acreditado con certificados oficiales.

  • Que conservasen sangre y tejido de cordón. La mayoría de las empresas, sólo conservaban la sangre del cordón, y no el tejido. No se si ahora, con el paso del tiempo alguna más conserva tejido.

  • Que establezca unos límites por debajo de los cuales no se efectúa la conservación por considerar que no existen células suficientes con la devolución de la parte del dinero correspondiente. Estudios recientes indican que es aconsejable disponer de, al menos, 2 x 10.000.000 células nucleadas por kilo de peso del receptor para poder realizar un transplante.
 Sin embargo, en ocasiones, el número de células obtenido en la recolección es inferior a estos límites y a día de hoy cantidades dicha muestra podría no ser útil para un tratamiento.

 

 

El procedimiento que seguimos fue el siguiente:

 

♥ Nos aseguramos de que nuestro ginecólogo o que en nuestro hospital se realizaba la técnica

♥ Contratamos el servicio con una empresa privada que se encargó de mandarnos el kit necesario para su extracción. El kit contiene documentación que hay que devolver firmada antes del parto, y que el ginecólogo o matrona debe rellenar en el parto. Al parto debemos llevar este kit.

♥ Tras el parto, el médico o la matrona pinchó la vena umbilical y se extrajeron las células madre. Esto no conlleva ningún riesgo y es indoloro.

♥ Avisamos a la agencia de transporte que recogió la muestra y la llevó al laboratorio.

♥ En unos días nos mandaron los resultados tras el procesamiento del cordón.

♥ En unas semanas recibimos los certificados con el nº de identificación de nuestras células madre, necesarios para si en un futuro se necesitase disponer de ellas.

♥ En el caso de necesitar la repatriación de las células madre para una terapia, será a través de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) y el niño se trataría en cualquier hospital español.

 

 

Ventajas e inconvenientes de las células madre

 

Las principales ventajas son:

 

  • Disponibilidad inmediata. La sangre de cordón umbilical puede ser almacenada en un banco y disponer en el momento de su tipaje, lo que permite ahorrar tiempo en la búsqueda de un donante compatible, evita la extracción de médula ósea en el donante y que puede ser empleada en el momento en que se necesite.

  • Es 100% compatible con el propio niño

  • Alto grado de compatibilidad con hermanos entre el 25 y el 100% .

  • Tienen bajo riesgo de contaminación viral.

  • Alto potencial terapéutico para muchas enfermedades de la sangre. Se utilizan como una alternativa a las células de la médula ósea en el tratamiento de enfermedades hematológicas y oncológicas

  • No generan Rechazo y atenúan la Respuesta Inmune

 

 

Los principales inconvenientes son:

 

  • Sólo tenemos una oportunidad en el nacimiento de nuestros hijos para recolectarlas y crio-preservarlas.
  • En enfermedades congénitas está desaconsejado el uso de células de la propia persona. Si un niño tiene una enfermedad congénita en los primeros años de su vida, seguramente no podrá ser tratado con sus propias células madre, porque ésta podría tener la enfermedad.
En este caso, lo idóneo, sería disponer de las células de un hermano que sea compatible.
Sin embargo, si el niño tuviese la enfermedad con más edad, sus propias células seguramente serán idóneas para efectuar el tratamiento.
  • Por la cantidad de sangre que hay en el cordón umbilical, el número de células no siempre es suficiente para personas adultas, por lo que este procedimiento se utiliza mayoritariamente en niños.

 

En nuestro caso, después de procesar la muestra, obtuvieron una cantidad de células madre que podrían servir para una persona de 20 kg de peso, un primer momento me pareció un resultado muy bajo, pero me informé y está dentro de lo normal

Ya que a la hora de conservar no hay que pensar solo en la posibilidad de utilizarlas para trasplante, hay que tener en cuenta que es posible que en un futuro no muy lejano este tipo de células también se utilicen como terapias coadyuvantes a otros tratamientos, médicos o quirúrgicos, dados sus potenciales antiinflamatorios, inmunológicos, etc. En caso de precisarlas para terapias coadyuvantes, el número de células necesario para llevar a cabo el tratamiento, podría ser muy inferior al precisado para trasplante.

Además el cálculo del peso del niño se realiza con los estándares internacionales actuales, pero estos son variables en el tiempo y, según avanza la ciencia, cada vez se obtiene más eficacia y eficiencia de este material biológico. Es decir, el mismo número de células que hoy puede tratar a un niño de hasta 20 kg, es posible que el futuro pueda tratar hasta 30, 40 o quién sabe si 80 kg.

También se está investigando mucho en la expansión celular, y es probable que en un futuro se puedan multiplicar.

 

 

Probabilidad de utilización de las células madre del cordón umbilical

 

Aunque a día de hoy ya se tratan de modo eficaz algunas enfermedades de tipo oncológico (entre ellas algunas leucemias), algunas hemoglobinopatías y transtornos hemorrágicos, algunas inmunodeficiencias y algunas enfermedades metabólicas, afortunadamente las posibilidades de que nuestro hijo sufra alguna de estas enfermedades es de tan sólo 1/20.000, así que su conservación puede parecer no muy rentable, pero pienso que se está avanzando mucho en esta línea de investigación y aunque hoy las posibilidades de utilizar estas células son remotas, sus aplicaciones futuras podrían incrementarse exponencialmente y que sólo con que sea posible tratar la diabetes la inversión está justificada.

 

 

Precio de la criopreservación de las células madre

 

Si os interesa el servicio, seguro que os estáis preguntando cual es su coste, pues os digo que los precios habrán cambiado algo desde el 2012, que lo hicimos nosotros y que a veces salen ofertas o programas de promoción. A nosotros criopreservar la sangre y el tejido del cordón por 20 años, nos costó 2180€, dividido en 550€ al contratar el servicio y los 1630 restantes que financiamos a 6 meses sin intereses.

 

 

Cómo donar el cordón umbilical de tu bebé

 

…Y si no te decides a conservarlo para uso propio, puedes donarlo

 

En España existen siete bancos públicos para aquellos que decidan donar anónimamente células madre para las personas que lo necesiten. En caso de donar, debes informarte de si el hospital en el que vas a parir realiza la recogida. El servicio no tiene ningún coste. Más información en la web de la Organización Nacional de Trasplantes: www.ont.es

 

Desde hace años en todos los países desarrollados se encuentran los llamados Registros de Donantes Voluntarios de Médula Ósea. Estos Registros disponen de los datos de todas las personas de ese país que desean ser donantes de médula ósea y realizan además las búsquedas de un donante compatible para los pacientes que así lo necesiten. En España, nuestro Registro es el REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea) creado por la Fundación Carreras en 1991 y que dispone de un Acuerdo con el Ministerio de Sanidad y Consumo desde 1994.

Desde que se abrió la posibilidad del empleo de la sangre de cordón umbilical para estos pacientes, fueron creándose bancos de sangre de cordón umbilical en el mundo. Esto ha permitido que hoy en día las búsquedas de donantes se realicen para la mayoría de los pacientes, tanto de donantes de médula ósea, como de sangre de cordón umbilical.

En España existen varios Bancos de SCU (sangre de cordón umbilical) y El REDMO coordina las búsquedas tanto de donantes de médula ósea como de unidades de sangre de cordón.

 

 

 

Espero que si estás embarazada y te estás planteando conservar o donar el cordón umbilical de tu bebé, este post te haya ayudado a resolver algunas dudas 😉

 

 


Comentarios

Conservación de las células madre del cordón umbilical — 16 comentarios

  1. Nosotros queríamos hacer una donación al banco público pero en los cursos de preparación al parto nos dijeron que estaban llenos y nos quitaron la idea. La conservación privada nos la planteamos pero no nos convenció (nos parece un sacadero de dinero que no estará del todo bien invertido).

    • Vaya!, anda que decir eso… no se, muy segura debería estar la matrona para decirlo pero es la primera vez que lo oigo. Si es así y están llenos, que hagan más que se gastan el dinero en cosas inutiles y no en lo verdaderamente importante.

      • Pues yo creo que no nos informó nada bien y como primerizos le hicimos caso sin consultar más allá. Pero me extraña que los bancos estén a rebosar de donaciones. De todas formas, no sé si hubiera valido el cordón de mi bichilla, porque optamos por esperar a que dejara de latir para cortarlo (para que toda la sangre pasase a la niña, que dicen que es algo muy beneficioso para ellos) y en menos de un minuto se había quedado seco, con lo cual creo que había poca sustancia para aprovechar.

  2. Está muy bien conocer experiencias personales. Yo creo que cualquieras de las 3 opciones (conservación privada, donación pública o dejar el cordón latir) es buena opción, la única mala opción es pinzar el cordón nada más nacer y tirar esa sangre!

    Yo no soy muy optimista con que con estas células puedan curarse de aquí a unos años enfermedades como el alzheimer o la diabetes, como aseguran en muchas empresas. Ellos saben que, al menos en los años que incluye el servicio de conservación (20-25), esto no será posible. Las investigaciones siguen siempre unos pasos en experimentación muy exhaustivos hasta que culminan con la aplicación del tratamiento en humanos, pasando por diversas fases previas, en sujetos de prueba voluntarios, en tejidos en laboratorio, en animales… y ni si quiera se ha logrado nada aún en las fases más iniciales de experimentación en estos casos. Quedan muchísimos años de desarrollo aún.

    Lo que sí que es posible es que se amplíen esos 20-25 años. Hoy por hoy dicen ese intervalo, pero porque se vienen conservando células madre de cordón desde hace unos 25 años. Esas están en perfecto estado de conservación, así que nada hace pensar que no pudieran estar igual de bien pasadon 50 años, pero como a día de hoy, no se ha alcanzado ese periodo de tiempo, sólo pueden garantizar lo que ya se ha hecho.

    Una opción fantástica sería la de la expansión celular, porque es cierto que uno de los mayores inconvenientes es que la cantidad de sangre de cordón da para niños pequeños, no para adultos.

    Por cierto, es complicado que un niño pueda beneficiarse de su propia sangre de cordón (la mayoría de empresas privadas de cordón no han registrado apenas o ninguna curación con su sangre, no porque no sea buena, ni mucho menos, sino porque es improbable tener que utilizarla), pero si es una opción muy buena en caso de que un hermano esté enfermo. Además, en ese caso, se podría acceder a la sangre conservada y si no fuera suficiente, hacer una mínima extracción de médula para trasplantar, con la máxima compatibilidad posible 😉

    • Que alegría contar con tu profesional comentario en esta entrada!!. También creo que uno de los principales inconvenientes es que la cantidad de sangre del cordón sólo permita tratar a niños. Reconozco que cuando me llegó el informe del laboratorio me quedé muy sorprendida al saber que sólo habían células para tratar a una personita de 20 kg. Al principio pensé que algo no había ido bien y luego me enteré que era lo habitual, y he querido compartirlo aquí para que a las futuras mamás no les pille de sorpresa como a mí. Desde luego espero que la expansión celular deje de ser un futurible para convertirse en una realidad y así con el resto de investigaciones.
      Sobre el hecho de que se puedan conservar las células por más años, estoy casi convencida de que sí se podrá ya me veo dentro de 19 años contratando la conservación por otros 20 más.
      Muchisimas gracias por comentar!!

Tus comentarios me hacen mucha ilusión, ¿me dejas uno?