Que carro de bebé comprar

El coche del bebé es una de las primeras compras de los futuros padres. Existe una gran cantidad de modelos, opciones y precios, lo que hace que algo tan aparentemente sencillo, nos de algún que otro quebradero de cabeza.

Para tener claro que carro de bebé comprar, entre esta gran variedad de carritos, debemos analizar cuales son nuestras necesidades. Debemos considerar por ejemplo en que entorno vamos a usarlo, ciudad, campo…, si habitualmente te mueves en transporte público, en coche, a pie… y por supuesto la edad del bebé, si es recién nacido o si ya tiene unos meses y queremos cambiar el carrito o silla por algún motivo.

 

que carro de bebé comprar

 

Debemos tener en cuenta que para los primeros días de vida del bebé, el carrito debe tener un respaldo que sea completamente reclinable (hasta hacerse plano, como mínimo 150 grados de inclinación).

Si el bebé tiene 6 meses o más, puedes optar por un carrito con respaldo reclinable, para que puedan echarse pequeñas siestas, pero no es necesario que se reclinen totalmente.

 

Además, según el uso que le vayamos a dar (si la mayor parte del tiempo vamos a ir en coche, si por el contrario vamos caminando con el carrito, subiendo y bajando aceras…), debemos tener en cuenta el peso del carrito, el plegado y el tipo de ruedas. El peso varía desde los 5 kg hasta los 13-14 kg, lo ideal es que no superen los 9 kg ya que hay que sumarle además el peso del bebé, del bolso, compras… y nos costará empujar. Y según el tipo de plegado, los que se pliegan tipo paraguas suelen ser los más ligeros y cómodos de plegar, ideales para el coche porque ocupan menos espacio, pero suelen tener las ruedas pequeñas, que son más incomodas para subir y bajar bordillos, subir al autobús… y si de normal vais a ir caminando, lo ideal sería que el carrito tenga las ruedas traseras grandes.

 

Tipos de carritos de bebé

Según las piezas que lo componen pueden ser:

 

♥ De una sola pieza, silla ligera. Algunas son homologadas desde el nacimiento ya que son completamente reclinables. En España no es muy habitual ver este tipo de silla en niños recién nacidos pero por ejemplo en EEUU sí que es bastante común usarlas. Un ejemplo de este tipo de sillas que me gusta mucho el Bugaboo Bee, al que para el invierno se le puede acoplar el saco nido de esa misma marca que protegería al recién nacido del frío

♥ Duo, compuesto de carrito y capazo. Esta opción no incluye el grupo 0 por lo que nos permite elegir uno que nos parezca más seguro y no condiciona que elijamos necesariamente el que incluye el conjunto del carrito.

♥ Trío, esta es la opción que más se demanda en la actualidad. Consta de capazo, carrito y portabebé homologado para el coche (grupo 0). Si nos decantamos por un trío debemos elegirlo teniendo en cuenta la seguridad de la sillita del coche y no solo que el modelo de carrito sea más o menos bonito.

 

que carro de bebe comprar

 

Según el tipo de capazo:

 

♥ Capazo homologado, se supone que sirve para transportar al bebé en el coche, pero ojo! debemos saber que en muchos países de Europa están prohibidos, porque en caso de accidente, sólo retienen al bebé para que no salga despedido pero no lo inmoviliza convenientemente para evitar lesiones.

Capazo no homologado, mi preferido, blandito y transpirable. Algunos de ellos se pueden plegar, facilitando su transporte en el coche ya que ocuparían menos espacio.

 

 

Y muy importante, antes de comprar ¡pruébalo!.

 

♥ Pliégalo y despliégalo, valora como te resulta de complicado, ten en cuenta que tendrás que hacerlo muchas veces y al mismo tiempo atender al bebé

Sube algún peldaño y bájalo, para ver que tal van las ruedas, comprueba que las ruedas permitan hacerlo con facilidad y que ningún accesorio dificulte hacerlo, en algunas sillas ligeras el freno suele estorbar al bajar los peldaños.

Valora el sistema de reclinado de silla y su comodidad. Comprueba hasta donde se reclina y si es fácil hacerlo, si puedes hacerlo con una mano o necesitas utilizar las dos.

Ten en cuenta que el textil sea, lavable y transpirable.

Si necesitáis que el capazo sea plegable para que ocupe menos sitio en el maletero del coche o por alguna otra razón, también comprueba que su plegado no resulte complicado.

Examina la cesta portaobjetos, ten en cuenta que una cesta amplia te facilita mucho el día a día ya que podrás meter compra, cositas del bebé…

Toma las medidas del carrito, sobretodo si vuestro ascensor o el de los abuelos es pequeño…

Examina las ruedas, comprueba que giran bien en todas las direcciones y si tiene ruedas grandes, mira que se puedan desmontar fácilmente, sobretodo si tenéis un coche pequeño. A mi carro le he tenido que quitar muchas veces una de las ruedas para poder meterlo en el maletero de mi coche, por suerte se quitan con un sólo click.

Comprueba el sistema de freno, y valora que resulte fácil de accionar.

 

 ¿Se os ocurre algún otro consejo?

 

 


Comentarios

Que carro de bebé comprar — 9 comentarios

  1. Nosotros nos decidimos por el muum de jane 2013. Para llevarlo en el coche cuando ya lleva la silla de paseo normal lo veo excesivamente grande. Y eso que nuestro maletero es grande, eso sí, cómodo, robusto y el cuco está homologado para llevarlo en el coche, funciona como una maxicosi. Creo que hicimos una buena compra, besotes!

  2. Yo estoy felicísima con el carro que me regalaron, un bebecar, es supercómodo para UBMF, fuerte, fácil de llevar…pero pesa un montón y es muy grande!!! después compramos una silla ligera mclaren y es la peor compra que hemos hecho, por muy ligera que sea es tan difícil de llevar que parece que pesara más que el otro, UBMF va encogido…me arrepiento un montón!!!

    • A nosotros nos pasa igual con la silla ligera, no la usamos nada porque aunque no pesa, es muy dificil de llevar, sólo la usamos cuando vamos de viaje o a ver a la familia porque nuestro maletero es pequeño y nos deja más hueco para llevar los trastos, bss!

  3. Yo tengo el Matrix Muum Light 2 de Jané. Lo escogí de 2 piezas y obre todo por el precio, que era bastante económico. La cesta es enorme y puedo traer la compra entera (pese a que sobrepaso con mucho los kilos recomendados por el fabricante…) Aún así, creo que deberíamos haberlo probado más y mejor en la tienda porque me parece que pesa mucho ¡menos mal que va rodando!

    • Mi carro también tiene la cesta grande y la compra va súper cómoda ahí metida, pero la mamá llega a casa con la lengua fuera de empujar el carrito con tantos kilos. Para la próxima vez, creo que miraré uno con motor 😉

  4. Recuerdo cuando fuimos a comprar el carrito para Gordito, no sabía que existían tantas opciones y me hice casi un máster jeje. Al final nos decidimos por un Jane Rider y estoy muy contenta con él, manejable, no muy pesado y buena relación calidad-precio. Repetiría con él. Un beso!

Tus comentarios me hacen mucha ilusión, ¿me dejas uno?