Cómo preparar un biberón fuera de casa

Si has optado por la lactancia artificial, es muy importante saber cómo preparar un biberón fuera de casa. Es muy fácil, pero tendremos que tener en cuenta algún truquillo para conseguir que la temperatura del agua esté perfecta.

 útiles necesarios para preparar el biberón del bebé

 

Prepararemos una bolsa con todo lo necesario:

 

♥ Termo con agua caliente. Lo mejor es utilizar agua embotellada indicada para la preparación de alimentos infantiles. Al ser embotellada, no es necesario hervir el agua, eso sí, cuanto más calentita esté mas nos aguantará.

♥ Dosificador con la leche de fórmula que utilizamos para nuestro bebé. Aquí, además de la leche, pondremos los cereales, si es que el niño toma.

♥ Un biberón.

♥ Una botellita pequeña de agua embotellada, indicada para la preparación de alimentos infantiles.

♥ Un babero.

 

Para preparar el biberón, nos aseguraremos de llevar las manos limpias, nos puede venir bien llevar en el bolso un gel desinfectante para las manos, y seguiremos los siguientes pasos:

 

♣ Echamos en el biberón agua caliente y según sea su temperatura añadimos más o menos agua fría de la botellita pequeñas.

♣ Cerramos el biberón y agitamos para mezclar el agua.

♣ Comprobamos que la temperatura sea la adecuada, vertiendo unas gotitas de agua en la cara interior de nuestra muñeca.

♣ Si el agua está todavía caliente, añadir un poco más de agua fría y si está  fría añadir agua caliente. Así hasta conseguir la temperatura adecuada.

♣ Nos aseguramos de que la medida de agua del biberón sea la correcta para la leche de formula que hemos preparado en el dosificador. Si falta agua añadiremos y si sobra agua la quitamos.

♣ Abrimos el biberón y añadimos la leche de formula.

♣ Agitamos.

 

 

¡Ya está listo el biberón!. Ahora sólo queda que al bebé le resulte rico y se lo acabe todo 😉

 

 


Comentarios

Cómo preparar un biberón fuera de casa — 2 comentarios

  1. Buena idea la de probar el agua antes de hacer la mezcla, porque a mi me a pasado que he echado la leche y luego estaba demasiado caliente y mi rey se ha desesperado un poco llorando

Tus comentarios me hacen mucha ilusión, ¿me dejas uno?