Por qué los bebés huelen tan bien

…Y, ¿por qué los bebés huelen tan bien?
 
Hace unos meses saltaba la noticia de que, según un estudio de la Universidad de Montreal, el olor a bebé es adictivo, tanto como la droga y puedo decir que en mí se cumple al 100%.
 
Según este estudio, cuando una mujer huele a un bebé, se produce en esta una reacción biológica natural, vinculada a las funciones maternas, aún cuando no sea la madre.
 
No es de extrañar que nos sintamos adictas al olor de nuestro bebé, ya que activa las endorfinas en el cerebro. Las endorfinas son opiáceos naturales segregados por el cerebro a nivel de la hipófisis, ante experiencias placenteras. También es conocida como la hormona de la felicidad.
 
Por todo esto, me he preguntado ¿a qué huele mi bebé? y no es fácil describirlo con palabras. Es una sensación súper placentera, un aroma inconfundible que me sabe a gloria. Definitivamente, mi bebé huele muy, muy bien.
 
 
a que huelen los bebes
 
Los bebés huelen tan bien
 
 
porque todavía sus glándulas sudoríparas no se han desarrollado. De hecho, sería más correcto decir que los bebés no huelen mal.
 
Tenemos dos tipos de glándulas sudoríparas:
♦ Las ecrinas encargadas de segregar el sudor que nos permite regular la temperatura corporal. Están por todo nuestro cuerpo, pero especialmente en las palmas de las manos y en las plantas de los pies y la región frontal de la cara (frente y bigote).
♦ Las apocrinas, que son las que eliminan la grasa y sebo sobrante. Están concentradas especialmente en las axilas, el pubis y el pabellón auditivo y son las encargadas de la secreción de las feromonas y otras sustancias muy olorosas responsables del olor característico de zonas como las axilas y los órganos sexuales.
 
Los niños antes de la pubertad no producen sudor apocrino y su secreción sebácea es menor, por eso tienen un olor diferente al de los adultos. Los bebés, además, apenas segregan sudor ecrino, por lo que el aroma que percibimos en ellos es el olor de su piel.
 
 
por que los bebes huelen tan bien
 
 
Además, los bebés son expertos en ser atractivos porque tienen que ser capaces de despertar nuestra atención para que les cuidemos sino, no tienen ninguna posibilidad de sobrevivir. Sus ojazos y rasgos redondeados y su sonrisa social, despiertan en nosotros una reacción inmediata de simpatía y de instinto de protección. Ese aspecto tan atractivo, es un recurso de la naturaleza para que, pese a las molestias que pueda ocasionarnos su cuidado y alimentación, nos mantengamos a su lado.
 
 
 
Se que no es fácil definirlo, pero te atreverías a contarnos ¿a que huele tu bebé? 😉
 
 

Comentarios

Por qué los bebés huelen tan bien — 5 comentarios

Tus comentarios me hacen mucha ilusión, ¿me dejas uno?